Es muy probable que lo único que tengas claro hasta ahora es que quieres mejorar tu aspecto, pero no sabes cómo. Por suerte, hay muchas formas de tratar diversas preocupaciones estéticas, como los signos de envejecimiento, el sobrepeso o las manchas en la piel.

Seguramente habrás oído hablar sobre la medicina estética, pero también acerca de la cirugía estética. Sin embargo, no sabes cuál es la diferencia ni cuál es la más recomendada para ti. No te preocupes, en este artículo vamos a explicarte en qué consiste cada una de ellas y cuáles son las diferencias.

La cirugía estética y la medicina estética son dos tipos de tratamientos que pueden parecer iguales pero son muy diferentes. A continuación, te explicamos las diferencias entre la medicina estética y la cirugía estética.

¿Qué es la cirugía estética?

La cirugía estética se puede llevar a cabo en cualquier parte del cuerpo y su principal característica es que usa procedimientos quirúrgicos para mejorar la zona que se va a intervenir. Entre sus objetivos se encuentran mejorar el atractivo estético, la simetría y la proporción. Entre sus inconvenientes, es importante recalcar que se trata de procedimientos un poco o bastante invasivos y requieren de un tiempo de recuperación moderado.

¿Qué es la medicina estética?

Por su parte, la medicina estética utiliza procedimientos médicos o cosméticos no invasivos o mínimamente invasivos para mejorar el aspecto físico de los pacientes. A diferencia de la cirugía estética, en la medicina estética no se usa ningún tipo de cirugía, por lo que también resultan procedimientos más seguros. Mientras en algunos procedimientos de medicina estética se usa anestesia, en otros ni siquiera es necesario.

Los pacientes que optan por este tipo de procedimientos suelen encontrarse sanos y lo único que desean es verse bien, estar en forma y disminuir al máximo los efectos del envejecimiento natural. Sin embargo, la medicina estética no solo tiene como objetivo mejorar el aspecto físico, sino que también trata afecciones de diferentes zonas del cuerpo que pueden resultar molestas para quien las padece. Cada vez es más habitual que se demanden procedimientos rápidos, no invasivos, con poco riesgo y con poco tiempo de inactividad.

¿Por qué es preferible decantarse por la medicina estética en vez de por la cirugía estética?

La gran ventaja de elegir la medicina estética no es solo el coste, sino que se trata de una opción mucho menos invasiva y, por tanto, más segura. Además, la cirugía estética no siempre es la mejor solución para todo el mundo y dependerá del problema que se quiera solucionar.

La medicina estética puede conseguir grandes resultados de una forma mucho más inmediata que la cirugía estética e igualmente satisfactorios, y lo mejor de todo es que se suelen usar productos y técnicas que no dañan el organismo en ningún momento.

Si quieres evitar pasar por el quirófano pero deseas mejorar tu aspecto, en CoínSalud ofrecemos los mejores tratamientos de medicina estética para que seas siempre tu mejor versión.